fbpx

Cubiertas bajas de piscina

CUBIERTAS BAJAS SIN CARRIL

CUBIERTAS BAJAS CON CARRIL

Cubiertas bajas para piscinas de COVERTTO

Con las cubiertas bajas para piscinas de COVERTTO podrás conservar el agua cálida, limpia y en perfectas condiciones a lo largo de todo el año. Además, disponemos de diversos modelos tanto con como sin carril, ofreciendo soluciones a piscinas estándar pero también estructuras personalizadas para las que tienen medidas especiales. ¡Contáctanos e infórmate en detalle!

En cualquiera de los casos, sea cual sea la opción que elijas, te podrás beneficiar de ventajas adicionales como una apertura muy sencilla y la comodidad que supone que no haya que quitar ni almacenar las distintas partes de la cubierta, como ocurre con otros sistemas. Con todo, si quisieses retirarlas por cualquier motivo, se pueden empaquetar muy fácilmente.

Cubiertas bajas para piscinas sin carril

Las cubiertas bajas para piscinas sin carril incorporan ruedas para desplazarlas, con lo que los laterales de aquellas quedan totalmente libres de obstáculos, de ahí que sea el sistema más aconsejable si habitualmente hay niños pequeños correteando por los alrededores. Asimismo, tienen un mantenimiento muy simple y una limpieza sencilla, con todo lo que esto conlleva en comodidad y ahorro de tiempo.

Nuestros modelos de cubiertas bajas sin carril

Desde COVERTTO ofrecemos cubiertas bajas para piscinas sin carril como la ARCÓBRIGA, que destaca por su sencillez y funcionalidad. Además, es muy práctica ya que se desliza sobre ruedas y puede ser manejada por una persona. Mientras que el sistema de rodamientos de su estructura telescópica garantiza también un fácil deslizamiento de los módulos, que se pliegan dentro del más grande.

El modelo de cubierta TARRACO, por su parte, es muy eficiente a la hora de mantener la temperatura alta del agua, debido a que su altura reducida hace que se produzca una menor dispersión del calor en ella. Asimismo, ocupa poco espacio, lo que convierte a esta cubierta baja en la opción ideal si quieres cubrir una piscina que tenga un largo periodo de inactividad fuera de la temporada de baños.

Igualmente, el modelo TARRACO destaca dentro del segmento de las cubiertas bajas para piscinas sin carril por sus cualidades estéticas, ya que brinda una elegante geometría de líneas rectas y un diseño de perfiles de aluminio muy atractivo, confiriendo mucho estilo a los exteriores de las viviendas en las que se instala.

Aunque si lo que estás buscando es una cubierta más robusta porque tu piscina tiene mucha anchura, la solución perfecta es el modelo ITÁLICA (también disponible en cubierta alta), que ofrece calidad, eficiencia y conjuga unas excelentes prestaciones funcionales con unas estupendas características de diseño.

Además, con la cubierta ITÁLICA la piscina quedará plenamente protegida durante todo el tiempo que no la uséis, siempre a salvo de todo tipo de agentes atmosféricos externos y con la temperatura deseada. Como el modelo Tarraco, que ocupa poco espacio, con todas las ventajas que esto conlleva.

Cubiertas bajas para piscinas con carril

Las cubiertas bajas para piscinas con carril incorporan guías para facilitar la apertura. Funcionan de manera muy sencilla, ya que basta con empujar por uno de los lados para que todas las partes se desplacen de manera simultánea sin desviarse. Por ello, es un sistema muy cómodo si va a haber mucha frecuencia de aperturas y cierres que tenga que realizar una sola persona.

Igualmente, el encaje que proporcionan los carriles a la cubierta las hace muy aconsejables para piscinas ubicadas en zonas en las que hay mucho viento.

Nuestras cubiertas bajas con carril

Desde COVERTTO ofrecemos múltiples alternativas en cubiertas bajas con carril, con modelos como CARTAGO que a sus ventajas prácticas añade un diseño muy elegante y moderno, integrándose además muy bien en el entorno gracias a un radio de curvatura muy suave.

Pero también tenemos modelos como SEGÓBRIGA, que es la cubierta baja más alta que se puede encontrar en el mercado, pudiendo llegar a superar los dos metros de altura en función de la anchura que tenga la piscina, lo que permite disfrutar de un espacio interior amplio cuando se está fuera del agua.

Aunque para poder transitar el interior de la piscina con toda comodidad incluso cuando la cubierta esté cerrada la mejor opción es el modelo de GOTA ASIMÉTRICA, cuyo diseño en curva asegura que se pueda caminar por la instalación sin ningún problema.

Además, tanto el modelo de GOTA ASIMÉTRICA como el SEGÓBRIGA y el CARTAGO incorporan un carril plano transitable de escasa altura que facilita el uso de la piscinas, y tienen módulos independientes que pueden abrirse sin que sea necesario desmontar ningún componente. Con todas las ventajas que esto comporta también.

Así, si quieres sacarle el máximo partido a tu piscina no dudes en protegerla con alguna de las cubiertas bajas para piscinas de COVERTTO. ¡Contacta con nosotros! ¡Estaremos encantados de asesorarte sobre el modelo que puede ir mejor para tu piscina.