Las pérgolas bioclimáticas tienen, como característica principal, la capacidad de regular naturalmente la temperatura, gracias a que cuentan con un techo inteligente. Están construidas íntegramente en aluminio y se adaptan a cualquier condición climática o época del año.

Cuentan con unas lamas orientables que permiten regular la temperatura gracias a su movimiento. De este modo, podremos disfrutar de un ambiente más confortable.

Qué características debemos destacar de las pérgolas bioclimáticas

Una de las ventajas de poner en nuestro hogar o negocio una pérgola bioclimática es que no necesitan obras, se realiza una instalación muy simple.

Acondicionamiento motorizado. Estas pérgolas rompen con las características de la tradicional, la cual debía ponerse o quitarse manualmente, dependiendo del clima. Las bioclimáticas, por el contrario, cuentan con una acción motorizada.

Regulación de temperatura. Al contar con las lamas orientables, permite que entre y salga la luz solar y el viento, lo que ayuda a regular la temperatura. Cuenta con ventilación para el exceso de calor y, a su vez, deja entrar los rayos del sol para regular el frío.

Canalización del agua. Cuentan con un sistema de drenaje de aguas fluviales para que, de este modo, se pueda controlar la lluvia y no se convierta en una molestia.

Por qué debemos contar con una pérgola bioclimática

Si cuentas con un negocio y, además, tiene terraza, esta es una de las mejores inversiones. Si tienes instalada una pérgola bioclimática en un restaurante u hotel cerca del mar, puedes sacarle incluso más partido. La razón es que ayuda a que los clientes puedan comer o disfrutar en la terraza sin preocuparte por el exceso de calor o el sol directo. Crea un ambiente más refrescante y cómodo para que puedan disfrutar, sobre todo, en verano.

Además, si hablamos del diseño, cuenta con líneas completamente modernas, para que pueda ajustarse estéticamente a tu negocio, dando una imagen muy agradable.

Los materiales utilizados son muy duraderos y resistentes a toda clase de condiciones climáticas. Asimismo, gracias a su diseño podemos aprovechar más el espacio, ya que no ocupan prácticamente nada y son fijas.

¿Se te ocurre una manera mejor de aprovechar la terraza durante todo el año?