Las tendencias cambian con el paso del tiempo y lo mismo ocurre cuando se trata de piscinas. Si estás en el momento de pensar en construirla, o bien, modernizarla, te contamos cuáles son las últimas tendencias en el diseño de tu piscina.

Lo último en piscinas

Una piscina se puede diseñar completamente a gusto, respetando siempre las limitaciones obvias. Se puede elegir entre al nivel del suelo o alta, con o sin luces, de agua salada o de cloro, tipos de entradas, etc.

No obstante, hay ciertas tendencias que han ido cobrando peso este último año. ¡Te las contamos!

  • Piscinas inteligentes: la tendencia por antonomasia. La tecnología crece a pasos desmesurados y el internet de las cosas llega también a las piscinas. Este tipo de piscinas permite controlar desde el teléfono móvil muchos de sus aspectos, como, por ejemplo, el mantenimiento o las luces.
  • Piscinas climatizadas: hay diferentes sistemas de climatización para que puedas disfrutarla todo el año o en lugares fríos sin problema.
  • Piscinas cubiertas: cubrir la piscina permite subir unos cuantos grados, pudiendo aprovecharla por más tiempo. Además, consigue crear un espacio único en el que desconectar.
  • Piscinas saladas: una de las tendencias más interesantes. Son ecológicas, requieren menos mantenimiento y mejoran tu salud al prescindir del cloro.
  • Iluminación suave: las opciones de iluminación son infinitas y permiten disfrutar de la piscina por la noche con luces tenues y relajantes.
  • Diseños rectos: piscinas minimalistas con materiales como el gres porcelánico, colores lisos y líneas rectas: decimos adiós a la tendencia de las curvas. Y no solo por cuestiones estéticas, sino porque que las piscinas rectangulares son más cómodas y funcionales para nadar.
  • Menor profundidad: una piscina menos profunda tiene muchas ventajas siempre que no necesites la profundidad por temas de natación. Aumenta la seguridad, se disminuye el tiempo y material de obra, así como el consumo de agua y la temperatura será ideal mucho más rápido.
  • Menor tamaño: similar con la tendencia anterior, la mayor parte de las veces utilizamos la piscina para dar unas vueltas, refrescarnos, jugar o relajarnos. Y para eso, no es necesario una piscina demasiado grande. Una noticia perfecta si no disponías de mucho espacio.
  • Piscinas que se integran en el entorno o decoración: esta puede ser la más complicada porque depende del sitio que tengas disponible para colocar la piscina y su entorno. Si tienes la suerte de disfrutar de un enclave con paisaje, por ejemplo, una piscina con bordes infinitos sería ideal para gozar del mismo.

Sea cual sea el tipo de piscina, si quieres cubrirla, nos adaptamos a ella. Explícanos tu idea y te asesoramos sobre las mejores opciones de cubiertas.